Multimedia

See video

La agridulce alegría de tener una vivienda social en Cuba

Después de más de veinte años esperando en un albergue que el Gobierno cubano le asignara una vivienda, Teresa Hermán, de 74 años, se llevó "una gran decepción" cuando se trasladó a su nuevo hogar: "Estaba sin acabar, el piso (suelo) sin tirar, la cocina y el baño sin azulejos".